Cabecera
Bienvenidos a la Página web de la Primera Peña Madridista de Baloncesto
Copa del ReyCopa del Rey

Escudo Real Madrid

97

Escudo Valencia B.

95

Un último empujón
El Madrid intentará conquistar su cuarta Copa consecutiva ante un Valencia Basket peligrosísimo
Fotografía
Madrid, 19 de Febrero de 2017
José María Cañas, losojosdeltigre.com

El Real Madrid de Pablo Laso tiene una nueva oportunidad esta tarde a las 18 horas de seguir ampliando sus éxitos en el torneo del KO. Tras conquistar la copa del rey de forma consecutiva en Málaga, Gran Canaria y A Coruña, Los blancos podrían sumar en el Fernando Buesa Arena su cuarto entorchado consecutivo si ganan a Valencia Basket en la final.

Sin embargo, lograrlo no va a ser nada fácil. Enfrente habrá un conjunto taronja que viene de ganar con solvencia en semifinales a un FC Barcelona Lassa (67-76) que llegó a estar once puntos arriba poco antes del descanso.

Y es que, el conjunto de Pedro Martínez ha llegado a esta final tras dos partidos muy completos y en el que su juego exterior ha complementado a la perfección a su espectacular juego interior formado por el peligrosísimo Bojan Dubljevic y un Pierre Orriola que no ha cometido un solo fallo en todo el campeonato y ha sido la pieza clave de su equipo en ambos partidos.

Precisamente el hecho de que el Valencia Basket haya superado con relativa facilidad ambas eliminatorias (ganó por un claro 88 a 72 al Herbalife Gran Canaria en cuartos) supone un grave peligro para un equipo blanco que, en cambio, ha tenido que ganar ambos partidos en la prórroga.

Así pues, nos espera una final muy competida en la que esperemos que el cansancio no sea un factor determinante. Si lo es y los blancos logran anular las principales armas del Valencia, la Copa estará mucho más cerca. La historia os espera de nuevo, sÓlo hay que dar un último empujón.

Llull certifica la dinastía
Ocho puntos consecutivos del de Mahón cuando más complicado estaba la final, dan el 27º entorchado a un Real Madrid que ya suma cuatro Copas del Rey consecutivas
Fotografía
Madrid, 20 de Febrero de 2017
José María Cañas, losojosdeltigre.com

En los 60 sólo había un dominador en el baloncesto, el Madrid de Emiliano, en los 70 la leyenda blanca se agrandó gracias al Madrid de Luyk, en los 80 las Recopas y las Korac las conquistaría el Madrid de Fernando Martín. Pues bien dentro de unos años se hablará del dominio ejercido con mano de hierro por el Real Madrid de Sergio Llull.

En cuartos y semifinales prácticamente todos los titulares se los llevaron dos hombres: Luka Doncic y Anthony Randolph. Los grandes números conseguidos por el menorquín (22,5 puntos, y 23,5 de valoración media) e incluso el hecho de que hubiera sido el principal artífice del pase blanco a la final (con 7 puntos que forzaron la prórroga y otros ocho en el tiempo extra) parecían haber pasado inadvertidos. Sin embargo, lo realizado por el menorquín en esta final nadie podrá olvidarlo.

Justo cuando más quedaba el balón, cuando más empujaba Valencia Basket para lograr una remontada que llevaba buscando todo el encuentro, cuando quedaban menos de 3 minutos para el final y el marcador reflejaba un ajustado 87-85 el de Mahón entraba en trance para anotar ocho puntos consecutivos que acabarían decidiendo la final. El Real Madrid se había alzado con su cuarta Copa del Rey consecutiva pese a todas las adversidades del camino. Llull había logrado mantener la dinastía.

Randolph marca el inicio

La final comenzaría con un duelo entre, tal vez los dos mejores interiores de la Liga, Anthony Randolph y Bojan Dubljevic, que bien secundados por Sergio Llull y Fernando San Emeterio. Al igual que ocurriría durante prácticamente todo el partido, en estos primeros minutos cada golpe de un equipo era respondido de forma inminente por el rival.

Sin embargo, esto cambiaría cuando Dubljevic colocó la que sería la última ventaja taronja del partido: 6 a 9. En ese momento, Randolph se echaría el equipo a la espalda y daría la vuelta al marcador con dos triples consecutivos, una racha que se ampliaría con un mate de Taylor.

El Madrid acabaría el periodo 6 arriba (22-16) pero lo mejor era la sensación de que controlaba por completo el choque.

Duelo de pistoleros

La exhibición de Randolph en el primer periodo (10 puntos) le valió para continuar en cancha convirtiéndose en el único jugador del Madrid que aún no se había sentado y el de Wurzburg respondió abriendo el segundo periodo con un mate.

Pero si por algo se caracterizaría el inicio de este segundo periodo fue por el duelo desde el perímetro entre los pistoleros del Valencia (Sastre, San Emeterio) y Jaycee Carroll. El de Wyoming, que había realizado dos encuentros más que discretos en las rondas anteriores, aparecería justo cuando más se le necesitaba: en la final. Dos triples suyos encendían las alarmas en un conjunto de Pedro Martínez que, de repente, se veía 10 abajo en el marcador (43-33, min.17).

Sin embargo, cuando mejor iban las cosas un triple de los taronja fuera de tiempo (curiosamente, nadie se inventó una cancioncita para esta jugada) iniciaría un parcial de 12-4 que cambiaría por completo las perspectivas del choque. Randolph era insuficiente para parar las acometidas de los de Pedro Martínez y un palmeo del propio San Emeterio dejaba la ventaja en unos pírricos 2 puntos al descanso (47-45). Poco premio para tanto trabajo realizado.

Ayón defiende su título

Si en el primer cuarto había sido Randolph la principal arma ofensiva de los blancos en este tercer periodo sería otro pivot, Gustavo Ayón, quien se encargara de mantener la ventaja.

El Titán de Nayarit, en esos momentos vigente MVP de la competición, demostraría en este cuarto que ese galardón no era ni mucho menos regalado. El mexicano fue la punta de lanza de un equipo que atacaba y defendía con carácter y presión pero que era víctima del absoluto dominio reboteador de los visitantes (al final de este cuarto rozaban ya las 20 capturas ofensivas) y de los múltiples triples anotados sobre la bocina por los de Pedro Martínez.

Así pues, pese a que el Madrid nunca perdería la ventaja (a excepción del 71-71 a un minuto para el final del cuarto) los 12 puntos del Titán en este periodo solo servirían para mantener una ventaja de 3 puntos conseguida gracias al triple final de Sergio Llull (74-71).

La Copa de Llull

Tras muchos minutos con el marcador completamente ajustado, un triple de Jaycee Carroll a los tres minutos de la reanudación parecía por fin dar un respiro a los blancos (82-76).

Pero en el baloncesto quien tiene el dominio del rebote tiene medio partido ganado, y éste era terreno totalmente controlado por el Valencia. Oriola anotaba tras rechace y Van Rossom se aprovechaba de otro para con un triple dejar en solo uno los puntos de ventaja de los blancos.

Doncic y Randolph evitarían que el Valencia culminarasu remontada pero Sastre, con un mate un tapón y una asistencia para el mate en contraataque de Sikma devolvía una vez más la igualdad al electrónico (87-85, min.37).

Los rebotes, la dinámica la presión de la grada y hasta el arbitraje (a esas alturas el Madrid apenas llevaba dos faltas a favor por seis en contra) parecían ir en contra y la remontada taronja parecía irremediable hasta que apareció un salvador que en cada torneo que disputa acrecienta aún más su leyenda, una leyenda de apenas cinco letras pero cuyo nombre ya hace tiempo que está entre los más grandes de la historia del Madrid: Sergio Llull.

En apenas un minuto el menorquín prácticamente resolvería la final. Un triple sobre la bocina y una canasta tras robo en apenas trece segundos tendrían su continuación con otra de sus mandarinas y dos tiros libres. Diez puntos (que podrían haber sido 13 si no se le hubiera salido otro triple sobre la bocina de dentro) dejaban media final en manos del Madrid (95-87).

Sin embargo el Valencia apretaría hasta el final, un tiro libre anotado por el imparable abonan Dubljevic tras contundente falta de Taylor(que casi todo el pabellón reclamó como antideportiva) tuvieron su continuación en un triple de San Emeterio a poco más de un segundo para el final.

Con 97-95 y posesión para el Madrid todo parecía acabado pero Randolph se equivocaba al sacar y Sastre interceptaba el balón en el aire tras lo cual caía en su propia cancha, por lo que los colegiados señalaron campo atrás. Lo que faltaba. El Buesa Arena estalló contra los colegiados que tras reunirse decidían dar balón a Valencia con 9 décimas por disputar.

Pese a todo el equipo de Pedro Martínez estaba en disposición de llevarse la Copa. Solo faltaba decidir quién se jugaría el último tiro. Una responsabilidad que caería en manos de Sam Van Rossom. Sin embargo, el base belga demostraría que no es ni Randolph ni Llull y la gran defensa de Taylor no le permitiría ni lanzar. El Madrid ganaba su cuarta consecutiva, la 27ª en total. El equipo de Pablo Laso sigue agrandando su leyenda.

Real Madrid Real Madrid 97
REB TAP FP
Jugador Min P T2 T2 % T3 T3 % T1 T1 % T D+O A BR BP C F C M F C +/- V
3 Randolph, Anthony 29:44 20 7/8 88% 2/4 50% 0/0 0% 7 5+2 1 1 1 0 1 1 2 2 3 -1 26
4 Draper, Dontaye 8:25 0 0/0 0% 0/1 0% 0/0 0% 1 0+1 1 1 1 0 0 0 0 3 0 -1 -2
5 Fernández, Rudy 11:52 2 1/2 50% 0/2 0% 0/0 0% 1 1+0 2 0 2 0 0 0 0 2 1 2 -1
6 Nocioni, Andrés 4:26 0 0/0 0% 0/1 0% 0/0 0% 3 2+1 2 0 0 0 0 0 0 2 0 7 2
7 Doncic, Luka 24:0 9 1/2 50% 1/3 33% 4/5 80% 4 3+1 6 2 3 0 0 1 1 2 2 -3 13
8 Maciulis, Jonas 15:40 3 0/0 0% 1/2 50% 0/0 0% 0 0+0 1 0 0 0 0 0 0 2 0 2 1
9 Reyes, Felipe 12:14 1 0/0 0% 0/0 0% 1/2 50% 0 0+0 1 0 0 0 0 0 0 2 3 0 2
14 Ayón, Gustavo 23:44 18 7/8 88% 0/0 0% 4/4 100% 2 2+0 1 1 0 1 2 0 0 2 3 -1 24
20 Carroll, Jaycee 17:29 14 1/1 100% 4/6 67% 0/0 0% 0 0+0 0 0 0 1 0 1 0 2 1 1 10
21 Hunter, Othello 9:52 3 0/2 0% 0/0 0% 3/4 75% 2 1+1 0 0 0 1 0 0 0 1 2 -1 3
23 Llull, Sergio 28:24 22 4/7 57% 4/10 40% 2/2 100% 0 0+0 4 1 0 1 0 0 0 0 4 7 22
44 Taylor, Jeffery 14:10 5 1/2 50% 1/1 100% 0/0 0% 1 1+0 1 0 0 0 0 1 1 4 0 -2 1
Por definir   0 0/0 0% 0/0 0% 0/0 0% 2 1+1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 2
Totales 200:0 97 22/32 69% 13/30 43% 14/17 82% 23 16+7 20 6 7 4 3 4 4 24 19 2 103

Fernando Buesa Arena

14.982 espectadores

Árbitros: J.C. GARCÍA GONZÁLEZ, Antonio CONDE, JIMÉNEZ TRUJILLO.

Estrella

23. Sergio LLULL(Real Madrid)

Su Copa hasta el momento estaba siendo para enmarcar. Sin embargo, la estrella de la juventud de Doncic y la de la espectacularidad de Randolph parecían estarle ocultando. Hasta la final. En ella y cuando más le necesitaba su equipo sus ojos se inyectaron en sangre y en apenas un minuto reventó la final y acabó dándole el 27º título copero al Real Madrid.
Escudo Valencia Basket95
REB TAP FP
Jugador Min P T2 T2 % T3 T3 % T1 T1 % T D+O A BR BP C F C M F C +/- V
0 Thomas, Will 14:9 4 2/3 67% 0/1 0% 0/0 0% 6 2+4 0 0 0 0 0 1 0 3 1 -3 5
8 Diot, Antoine 7:44 2 1/2 50% 0/0 0% 0/0 0% 0 0+0 2 0 1 0 1 0 0 1 2 -9 4
9 Van Rossom, Sam 18:26 6 0/2 0% 2/4 50% 0/0 0% 1 1+0 7 0 0 0 0 0 0 2 0 13 8
10 Sato, Romain 15:21 5 1/3 33% 1/3 33% 0/0 0% 5 1+4 0 1 0 0 0 0 0 2 2 -3 7
14 Dubljevic, Bojan 24:30 28 10/13 77% 1/3 33% 5/7 71% 5 3+2 1 1 1 0 0 1 0 2 7 0 31
16 Vives, Guillem 14:3 2 1/1 100% 0/3 0% 0/0 0% 1 1+0 2 0 0 0 0 0 0 2 2 -3 2
17 Martínez, Rafa 18:31 7 1/4 25% 1/4 25% 2/3 67% 2 2+0 1 1 1 0 0 0 0 1 4 -5 6
18 Oriola, Pierre 18:10 6 2/5 40% 0/0 0% 2/4 50% 8 3+5 1 0 2 0 0 0 0 1 3 -7 10
19 San Emeterio, Fernando 24:39 17 3/6 50% 3/5 60% 2/2 100% 3 2+1 1 0 1 0 0 1 0 1 2 1 15
30 Sastre, Joan 21:30 12 3/3 100% 2/3 67% 0/0 0% 2 2+0 1 2 0 0 1 0 1 0 0 3 17
43 Sikma, Luke 19:13 6 3/3 100% 0/0 0% 0/2 0% 4 2+2 3 0 2 0 2 0 2 3 1 7 9
55 Kravtsov, Vyacheslav 3:44 0 0/0 0% 0/0 0% 0/0 0% 0 0+0 0 0 0 0 0 0 0 1 0 -4 -1
Por definir   0 0/0 0% 0/0 0% 0/0 0% 2 1+1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 2
Totales 200:0 95 27/45 60% 10/26 38% 11/18 61% 39 20+19 19 5 8 0 4 3 3 19 24 -2 115
Sergio Llull

Segundo MVP de la Copa para Sergio Llull que ya fue mejor jugador del torneo en 2012. Durante este torneo el menorquín ha promediado 22,3 tantos por encuentro, 6,3 asistencias y 23 de valoración.

Campeón Copa del Rey

Real Madrid

Final
Real Madrid
97-95
Valencia Basket
Semifinales
Baskonia
 99-103
Real Madrid
FC Barcelona Lassa
67-76
Valencia Basket
Cuartos de Final
Baskonia
90-81
Iberostar Tenerife
Real Madrid
99-93
MoraBanc Andorra
Valencia Basket
88-72
Herbalife Gran Canaria
FC Barcelona Lassa
82-70
Unicaja