Cabecera
Bienvenidos a la Página web de la Primera Peña Madridista de Baloncesto
Historia
Era Ferrándiz

Pese a los triunfos de la anterior campaña, Busnel abandona el banquillo y Ferrándiz inaugura su segunda época como máximo referente de la pizarra, y con él empezaría una de las épocas más gloriosas del club: en apenas una década se conseguirían 8 ligas, 7 copas y 3 copas de Europa además de otros títulos menores y bastantes subcampeonatos.

El mismo año de la vuelta de Ferrándiz (temporada 66-67) ya se había conseguido la Copa del Generalísimo, pero para poder acceder al siguiente año a la Copa de Europa había que vencer en la final de la máxima competición internacional. Algo que era todaví más necesario si tenemos en cuenta que Saporta había conseguido que la segunda final a partid único se disputara en Madrid, precisamente en el nuevo coliseo blanco de la Ciudad Deportiva. No se podía fallar ante nuestro público, y desde luego que no se hizo. Los blancos lograban sumar su Tercera Copa de Europa ante el Simmenthal de Milán con relativa facilidad (91-83), un título que se defendería con éxito la siguiente campaña al vencer en la final disputada en Lyon a un viejo conocido: el Spartak de Brno (98-95). Ese mismo año se ganaría la liga, un trofeo que se revalidaría en la siguiente temporada, en un añ en el que se caería en las finales de Copa ante el Juventud(82-81) y Copa de Europa ante el TSKA Moscú en Barcelona (103-99).

Hasta la temporada 73/74 no volvería el Madrid a una final europea, pero a cambio el equipo de Pedro Ferrándiz conseguiría cuatro dobletes consecutivos. En estos años se despedirían de las canchas jugadores tan importantes como Sevillano o Emiliano. Tras la despedida de este último llegaría al Madrid un americano entonces desconocido pero que daría muchas alegrías al madridismo: Walter Szczerbiak. En esa temporada (1973/1974) se había conseguido el quinto doblete en cinco años, pero los jugadores querían más y se plantaron en la finalísima de Nantes ante el Ignis Varese italiano.

El choque se complicaría a dos minutos de final. Pese a ir por delante en el marcador (66-64 m.38) la eliminación de Cabrera suponía un serio hándicap y el título parecía que iba a volver a escaparse, pero Ferrándiz decidió jugársela y dio entrada a un jovencito de 18 años llamado Juan Antonio Corbalán. El órdago le salió de fábula y el 'chavalín' forzó la quinta de Raga, otra de Rusconi y anotó cuatro tiros libres que nos dieron la victoria final (84-82) y la quinta Copa de Europa. Ferrándiz se despediráa del banquillo al año siguiente consiguiendo el sexto doblete consecutivo, pero en la final de la Copa de Europa el Ignis se tomaría la revancha (79-66).

Ganador nato
Pedro Ferrándiz rodeados de 'sus' Copas de Europa
Campeones de Europa 1966-1967
De Pie: Ferrándiz (Entrenador), Nava, Cristóbal Rodríguez, Monsalve, Luyk, Aiken y Emiliano.
Agachados: Paniagua, Guardiola, Sevillano, Sáinz y J.R. Ramos.
No sólo entrenador
Lolo Sáinz, un alero de lujo
Walter Szczerbiak
Un americano de apellido impronunciable y de juego irrepetible